Claves de la preparación física en el golf


En el golf, como en todos los deportes, la preparación física juega un papel fundamental para el buen rendimiento del deportista. Para que cualquier practicante de este deporte pueda desarrollar su potencia máxima, es necesaria una buena condición y preparación física.

Esto permitirá paliar posibles desequilibrios a la hora de la ejecución del gesto técnico y, al mismo tiempo, proteger la espalda, así como toda la musculatura implicada para evitar posibles lesiones. En el artículo de hoy abordaremos las claves de la preparación física de un golfista y veremos cuáles son algunas de las lesiones más habituales que se producen por déficits de condición física.

3 ejes básicos de las demandas físicas de un golfista

Cuando analizamos la estructura física de un golfista, es necesario hacer hincapié en el triángulo que conforman tres factores fundamentales para su rendimiento físico. Los podemos encontrar en cada vértice del triángulo, y sin el funcionamiento correcto de cualquiera de estos tres factores, el potencial del golfista disminuirá considerablemente:

  • Factor físico: el golf no se caracteriza por ser un deporte con altas demandas a nivel físico, pero a nivel de potencia, fuerza y coordinación neuromuscular, las demandas son elevadas. Será fundamental que la musculatura implicada en cada golpeo o swing establezca una buena sinergia, para lograr un óptimo resultado.
  • Psicológico: como en tantos deportes individuales, el factor mental juega un papel clave en este deporte. Poseer elevados niveles de concentración, autoconfianza, autoevaluación, etc. será muy importante a la hora de afrontar cualquier adversidad que surja durante la competición.
  • Técnico: es un deporte en el que tanto el componente técnico como la precisión a la hora de los golpeos tienen importancia para destacarse sobre el resto de los rivales.

¿Qué debo trabajar en la preparación física en el golf?

Tal como comentamos en párrafos anteriores, poseer una gran condición física permitirá a estos deportistas mostrar todo el potencial que llevan dentro. Para ello, es fundamental hacer mención a una serie de puntos claves:

  • Importancia del trabajo de flexibilidad.
Una de las cuestiones básicas del golf tiene que ver con la entrada al green, la zona más cercana al hoyo.

  • Darle la importancia necesaria al trabajo de fuerza general: prestaremos especial atención al trabajo de la musculatura del core, así como a los manguitos rotadores. Al mismo tiempo, será fundamental potenciar tanto los músculos de la cadera como los del tren inferior. Además, en ningún caso deberemos olvidarnos de la musculatura del brazo, puesto que será fundamental a la hora de realizar un buen golpeo.
  • Pese a no tener tanta importancia como las dos anteriores, es interesante elevar nuestros niveles de capacidad cardiovascular.
  • Por último, y no por ello menos importante, deberemos prestar especial atención al trabajo de coordinación neuromuscular.

5 claves de una buena preparación física en el golf

  1. Poseer un gran movimiento funcional, lo que nos permitirá realizar golpes estables durante la competición.
  2. Tener un buen control postural, imprescindible a la hora de lograr una buena alineación corporal y golpear eficazmente la bola.
  3. Mantener un buen grado de flexibilidad, para prevenir tener una musculatura acortadada, la cual afectaría a nuestro swing.
  4. Alcanzar una buena estabilidad, lo que nos ayudará a ser consistentes en la postura durante largos períodos de tiempo.
  5. Tener una gran coordinación, para así aplicar la mayor cantidad de fuerza posible en las acciones que lo requieran.

Lesiones en el golf por déficit de condición física

Como en otros tantos deportes, una mala condición física puede derivar en una serie de lesiones que a continuación abordaremos. En la actualidad, la práctica del golf ha aumentado, al mismo tiempo que aumentaban el número de lesiones durante esta práctica.

En muchos casos, estas afecciones se dan debido a una mala condición física específica. A continuación veremos cuáles son estas lesiones para prevenirlas en el futuro:

  • Problemas a nivel lumbar: es algo muy común tanto en deportistas aficionados como a nivel profesional. En muchos de los casos estos problemas lumbares vienen derivados de la falta de activación de la musculatura del core.
  • Lesiones en la articulación del hombro: las lesiones más habituales en esta articulación suelen ser molestias a nivel de la articulación acromioclavicular, subluxaciones de la articulación glenohumeral y tendinitis a nivel de los manguitos rotadores, que si no se cuidan pueden derivar en una lesión crónica.
La nutrición en el golf.

  • Problemas a nivel del codo: estos pueden derivar en una epicondilitis.
  • Lesiones de impacto o traumáticas: este tipo de lesiones suelen afectar a los jugadores más jóvenes o de edad avanzada y se dan con menos frecuencia.

Conclusiones

Podemos afirmar que el golf es una de los deportes cuya práctica deportiva más ha crecido en los últimos años, debido a la accesibilidad que ha alcanzado. No obstante, este aumento no ha ido ligado a un aumento de la preparación específica en un deporte tan complejo como es el golf. Esta falta de preparación física específica ha derivado en una serie de patologías que podrían evitarse con un buen entrenamiento.

Por ello, será fundamental abordar la preparación física en este disciplina desde los tres planos que anteriormente se abordaron: físico, psicológico y técnico. De este modo, podremos alcanzar nuestro mayor potencial en este disciplina y sin miedo a padecer ningún tipo de problema físico.

La entrada Claves de la preparación física en el golf se publicó primero en Eres deportista.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *